“Cuando enfrentábamos a Olimpia sabíamos que íbamos a ganar” – Fútbol

Mario Grana fue un referente de Cerro Porteño entre el 2004 y 2006 y dejó su marca en la historia de los superclásicos. El 24 de abril de 2005, el argentino marcó un golazo contra Olimpia. A pesar del tanto en una goleada 5-0, el exjugador recordó otro duelo contra el tradicional rival.

El superclásico tiene miles de historias y una de ellas corresponde a Mario Grana. Noche lluviosa del 24 de abril de 2005. El Defensores del Chaco recibía otro duelo entre Cerro Porteño y Olimpia. No fue uno más, sino que uno especial: el Ciclón goleó 5-0 con un golazo del ex jugador argentino. Era un tiempo en el que reinaba los triunfos y los títulos azulgranas. Los de Barrio Obrero conquistaron el bicampeonato en 2005 ganando cuatro torneos cortos.

Mario Grana (d) durante un clásico en el Defensores del Chaco.

“Venía diciéndole a los compañeros que el Mono (Ricardo Tavarelli) es un arquero que generalmente, cuando uno se está acercando al área, él siempre se adelantaba. Es un córner, cuando voy para el rebote hacen una jugada corta, me dan de primera para atrás y lo primero que pienso es ‘el Mono se está adelantado’. Entonces, le pego por arriba y tuve la suerte que ese día se metió en el ángulo”, recuerda Grana a ABC catorce años después de aquel 2-0 en el Torneo Apertura.

Mario Grana festeja un triunfo de Cerro Porteño después de un clásico.

Pero, a pesar de la definición y de la diferencia en el resultado, el clásico más importante y que quedó marcado en la carrera del ex mediocampista fue en el Clausura de ese año. “Olimpia nos llevaba nueve puntos y llegamos a la penúltima fecha con dos puntos abajo. Además, empezamos perdiendo uno a cero. Ese sí lo recuerdo como algo que lo disfruto mucho porque terminamos ganando tres a uno el partido, nos faltaba una fecha, pero nosotros ese día fuimos campeones”, puntualizó.

Mario Grana (m) pelea el balón con Guido Alvarenga ante la mirada de Carlos Báez.

A poco de un nuevo superclásico (domingo 24 en Para Uno), Grana comparó aquella época con la actual y destacó que aquel plantel se sentía superior a todos, incluyendo al tradicional rival. “Quizá no suene tan lindo decirlo, pero nosotros, no solamente contra el clásico rival, sino que cada vez que salíamos a la cancha nos sentíamos superiores a todos. Cuando uno entraba a la cancha era saber que íbamos a hacer un gol e íbamos a ganar y más en un clásico porque estábamos motivados”, culminó.

Fuente : ABC

Leave a Reply